28 julio 2010

La felicidad de una maestra


"No pude evitar ver lo feliz que se ve, ¿Cuál es su secreto?".

Ella le respondió:

"Soy Maestra, me duermo a las 4 de la mañana diseñando situaciones didácticas y haciendo programaciones, me levanto a las 6:00 de la mañana para llegar a tiempo al trabajo; no hago deporte, no me divierto, ni tengo vida social, todo el fin de semana trabajo revisando nuevas estrategias de aprendizaje para mis alumnos, evaluaciones y elaboro material didáctico. Si es día festivo también hago eso. No desayuno, no almuerzo y tampoco ceno porque no me queda tiempo. Tengo constante estrés a causa de las reformas curriculares, fechas de entrega de documentación y visitas del inspetor.

El médico le contestó:

"Eso es extraordinario, ¿cuántos años tiene?”

34, le respondió la viejita…

:-) Algo de humor nunca viene mal.

2 comentarios:

CARMEN LODEIRO dijo...

Bienvenidos a "La Cometa de los cuentos", gracias por volar conmigo. Seguimos en contacto. Miles de besos gallegos.

Yolanda dijo...

Bueno, bueno... un poco exagerado.
Cuando te gusta tu profesión todo lo haces motivada y alegremente. Y, si no es así, ha llegado la hora de parar el ritmo, reflexionar, cuestionar y cambiar la forma de enfocar el trabajo.

Aun así, la viejecita es encantadora.

Un saludo.