21 septiembre 2010

EL VALOR DEL ESFUERZO



Comienza el curso y queremos que se planteen lo siguiente… Estamos ante una cultura de la ley del mínimo esfuerzo, en donde el facilismo es protagonista.

Una tarea urgente para hacer de los niños personas que sepan afrontar las dificultades, consiste en enseñarles el VALOR DEL ESFUERZO.

Hay que luchar y evitar la formación de una personalidad débil, caprichosa e inconstante, propia de personas incapaces de ponerse metas concretas y cumplirlas.

¿Cómo ayudarle a adquirirlo?

-SIENDO UN EJEMPLO. (IMPORTANTÍSIMO).

-Darles motivos valiosos por los que merezca la pena esforzarse.

-Es necesario cierta exigencia por parte de los adultos. Con los años, es lo deseable, se transformará en autoexigencia.

-Hay que plantear metas a corto plazo, concretas, diarias, que los adultos puedan controlar fácilmente: ponerse a estudiar a hora fija, dejar la ropa doblada por la noche, acabar lo que se comienza, etc.

-Las tareas que se propongan a los niños han de suponer cierto esfuerzo, adaptado a las posibilidades de cada uno. Que los niños se ganen lo que quieren conseguir.

-Muchas veces el fracaso será más eficaz que el éxito, en la búsqueda de una voluntad fuerte.

Comienza el curso, cultiven este valor en sus HIJOS, para poder recoger luego buenos frutos...